h1

DominGOA: donde todo vale

octubre 14, 2009

Por el colaborador de Madrid no Duerme Raúl García Serra

Cuando el viernes y el sábado dicen adiós, comienza la GOA, una fiesta de música electrónica que se celebra un domingo al mes en la sala multiusos Fabrik, ubicada en Humanes de Madrid, entre el municipio de Moraleja de Enmedio y Fuenlabrada. En varios foros de Internet se habla de ella como una reunión de niñatos con ropa cool que se ponen hasta arriba de MDMA aunque lo más general es oír aquello de “una fiesta de comidos”. De un modo u otro, están en lo cierto porque para empezar se trata de un evento festivo que comienza a las 12 horas del mediodía del domingo y se extiende hasta la una de la madrugada del lunes. Pero al igual, tampoco se debe generalizar.

Uno de los puntos negativos de la GOA es el precio de la entrada (30 euros en la venta anticipada y 35 o más en puerta), motivo por el cual es perceptivo un botellón antes de entrar (las copas dentro están entre 9 y 12 euros). Por ello, la tónica habitual es pegarse una buena comilona para, a partir de las 16 horas, comprar el alpiste y poner rumbo a la macrodiscoteca –la más grande de la región–, a casi 30 minutos de Madrid capital.

Es quizás éste el momento más divertido de la noche, digo de la tarde, perdón. Buen ambiente, la gente aún no está hasta arriba (exceptuando los que aún no se han acostado) y, en general, buen rollito en el parking de la GOA. Coches con los maleteros abiertos y música que abarca desde el hardstyle hasta el electro pasando por el house, el minimal y el techno-progressive de toda la vida. Sí, música bacalao en sus múltiples formas y variedades, todo ello aderezado con un toque pokero (me refiero así al nuevo bacala) ya que una buena parte de los que acuden a las GOAs son jóvenes de extrarradio, de perfil cultural medio y estudios básicos.

Murciélagos sedientos antes de entrar a la cueva. Fuente: Raúl Garcia

Murciélagos sedientos antes de entrar a la cueva. Fuente: Raúl Garcia

Sin embargo, la oferta festiva no entiende de perfiles ni de límites. Por ese motivo también acuden universitarios, diplomados, parados, sin importar sexo y condición porque como se dice en la GOA: "aquí, todo vale". Hasta tal punto que cada vez se ven más menores dentro del recinto, perdiéndose así el respeto que uno, cuando era más joven, tenía a todo aquello que estaba relacionado con las raves, los afters y los clubs, que iban y van indiscutiblemente unidos a malas compañías, drogas, sexo y alcohol.

Sin irme del tema, las 19 horas es el momento elegido por la mayoría para entrar dentro del recinto. Una cola más o menos rápida que te lleva ante unos porteros de discoteca que nos cercioran de que realmente venimos del mono para, una vez dentro, comprender al fin por qué estamos un domingo de resaca en un lugar como aquel: el aire a fiesta, las ganas de bailar y disfrutar con amigos de una party única con una música de manos de unos deejays excepcionales en un ambiente que no se observa en ningún otro sitio. Ahora, desmadre y locura hasta pasada la media noche.

GOA,  la sesion diurna más potente de Madrid. Fuente: Raúl García

GOA, la sesion diurna más potente de Madrid. Fuente: Raúl García

La GOA acaba de cerrar, ¿qué pasa ahora? Todo un abanico de posibilidades: conatos de peleas, discusiones de pareja, vomitonas a pie de coche, grupos felices, chicas que acaban de perder la virginidad sobre un váter, jóvenes soplando sobre aparatos de control de alcoholemia para comprobar su tasa de alcohol en el cuerpo… Al fin y al cabo, la gran mayoría de los aquí presentes mañana tendrán una reunión de ventas a primera hora, tendrán que exponer un trabajo en clase o tendrán que madrugar para ir a la cola del INEM. En este último caso, olvidarse por un rato de su cruda realidad se habrá cumplido.

Por cierto, el nombre ‘Goa’ le viene, precisamente, del que es considerado como el estado más pequeño en extensión de la India, del mismo nombre, donde son famosas las fiestas en bosques y playas donde los lugareños bailan un tipo de música electrónica que se acerca al trance.

Anuncios

6 comentarios

  1. No pongo en duda que hayas ido a una Goa. Pero mejor deja el periodismo y dedicate a vender pañuelos de papel en los semaforos, te veo más futuro que con tus conatos de humor negro y seudocríticas a las Goa.


  2. Tampoco dudo de que hayas ido a una goa, pero si tan poco te gustan unas “seudocríticas” tan fidedignas no deberías despreciar el trabajo de un gran periodista y colaborador de este blog. Para muestra de la calidad de sus escritos aquí os dejo el link de su blog: http://rgarciaserra.wordpress.com/
    Un saludo y feliz año a todos los lectores de Madrid no Duerme


  3. Yo voy a fiestas goa. Mi pandilla va a fiestas goas. No somos niñatos ni barriobajeros, ni por nivel social, cultural o económico. Somos todos licenciados y tenemos entre 28 y 32 años y todavía no he visto a ninguna chavala perder la virgininidad sobre la taza de ningun wc, entre otras cosas porque no sulemos ir a goas a espiar a ninguna pareja en cuartos de baños y, sobretodo, allí se pone de todo menos bakalao jaja. Ésto es como el que va a un concierto de música clásica y sale diciendo que ha ido a un bumping festival…XD


  4. Joe, qué sensacionalista es el periodista. Ni creo que sea para tanto, ni sabe de donde viene las fiestas del Goa.


  5. vaya tio mas tonto y seguro que es el primero que se pone hasta el culo


  6. vaya un payaso el notas jajajaja



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: