h1

El putiferio ‘trans’ de la calle Fuencarral

octubre 18, 2009

Si te gusta, colabora votando por Madrid no Duerme en el concurso ‘Un año, un post’

A veces los vecinos dan en el clavo. Sí, son esa categoría de personas que tras un asesinato en el edificio empiezan a contar una película o apuntar al posible culpable con todo lujo de detalles. Los hay de dos categorías: los de “ya se veía venir” y los de “pero si eran muy normales”. Me refiero –perdón por la divagación– a los residentes de la calle Fuencarral de Madrid, que ya avisaban hace un año que su peatonalización atraería a muchas prostitutas. Lógicamente, trabajarían con más tranquilidad y serían más visibles a atrapar posible incautos.

Meretrices trans en calle Fuencarral este sábado. Fuente: Madrid no Duerme

Meretrices trans en calle Fuencarral este sábado. Fuente: Madrid no Duerme

Y así ha sido. Desde hace unos meses unas cuentas lumis se han apostado bajo los portales y las farolas de esta calle. Una vía que se ha convertido en los últimos años en una de las más transitadas de la city después de Preciados, Carmen y Gran Vía. Las tiendas de ropa más fashion se han abierto camino arropadas por el petardeo de Chueca y el moderneo de Malasaña. La peatonalización es beneficiosa porque amplía las alas al peatón, aunque siempre hay quien se queje de que no puede llevar las maletas hasta la puerta de su casa.

La calle Fuencarral merece varios posts. Su estrechez y la cantidad de gente circulando impide al paseante captar con atención todo lo que encuentra a su alrededor: tiendas, graffitis, tiendas, restaurante, graffitis, tiendas… Tu disco duro no para de procesar hasta que te topas con ellas, con las putas. De momento no son muchas. Unas 20 se reparten la madrugada de los fines de semana, su ‘prime time’ particular, entre el Mercado de Fuencarral y la Gran Vía. La ‘palpable’ diferencia es que son transexuales, algo más mayores que sus vecinitas de Montera y con un ‘target’ más viejuno. No son tan escandalosas y toconas como las negras de la Gran Vía pero ahí están, desafiando a la noche.

Las prostitutas de la calle Fuencarral comenzaron a llegar esta primavera, aprovechando las obras de peatonalización de la transitada vía. Entre las vallas y las zanjas tan propias de esta ciudad te las podías encontrar bajándose la liga o retocándose el labio superior. Desembarcaron procedentes del barrio de Ballesta, donde normalmente ofrecían sus servicios. A principios del año pasado una asociación de comerciantes llamada Triball adquirió decenas de locales de la zona, entre ellos la mayoría de los ochenteros lupanares que quedaban medio en pie, para convertirlos en tiendas de ropa o salas de expresión artística. El advenimiento de cámaras de videovigilancia del Ayuntamiento fue la gota que colmó en vaso. Aunque muchas se acostumbraron al ‘gran hermano zorril’, otras comenzaron a desfilar por Desengaño hasta arrivar a Fuencarral.

Con todo, Fuencarral se ha convertido en uno de los puntos neurálgicos del centro de la capital, un lugar donde se lo pasan teta las niñas pijas más alternativas de la capital. Siempre les quedará rezar una plegaria en la pequeña capilla de Nuestra Señora de la Soledad, radicada en la esquina con la calle Augusto Figueroa, a escasos metros del ‘Mito’, uno de los antros rosas más chungos de Madrid.

Pero la calle no acaba en las baldosas peatonales, que llegan sólo hasta el vanguardista mercado, sino que discurre empecinada hasta la glorieta de Quevedo, pasando por Tribunal, uno de los puntos de encuentro fiestero más importantes. En este tramo hasta Bilbao se dan cita varios bares de cañas con suculentas tapa. Ya en su desembocadura, Fuencarral pierde su esbelta silueta y se vuelve gorda y pija. Bares con terrazas, comercios de todo tipo, un pequeño bulevar y varias salas de cine.

A escasos metros de la glorieta dedicada al enemigo de Góngora, a la salida del famoso bar El Brillante, dos matrimonios comentan con exabruptos la noticia del calendario que varias transexuales han confeccionado para denunciar la discriminación que sufren, utilizando la iconografía católica para adornar sus destapados cuerpos. Quizá no sepan que en el fondo, al final de la calle, varias chicas de esta misma condición se colocan como expositores andantes al caer la hora bruja. Ellas no quieren reivindicar nada, ni comentan sentirse maltratadas. Sólo entienden otro lenguaje: el de las chicas de la calle.

Anuncios

5 comentarios

  1. Empecé a leer el comentario con cierto interés hasta que llegué a la frase ” posibles incautos”. Ahí me paro, ante el cinismo de quien esto subscrive. Yo les llamaría “posibles puteros ” porque para que existan putas tiene que haber puteros, con la salvedad de que seguramente las putas tienen más dignidad que los puteros.


    • ¿¿¿¿¿¿suscriVe??????


  2. Curiosamente, este fin de semana pasé varias veces por la calle Ballesta y por la zona de Fuencarral buscando un restaurante que no llegamos a encontrar. La imagen que da toda la zona (excepto Fuencarral) es completamente decadente. Allí pude ver a unas cuantas trans gritando a un pobre hombre: “bigotitooooos, ven para acá”. No sé… me pareció terrible.

    Sólo espero que no haya muchas prostitutas en Fuencarral y espero que no se cumpla eso que ya están avisando también de que están bajando a Sol porque creo que la plaza está quedando genial y se va a convertir en un espacio estancial estupendo.

    Como se suele decir, FELICIDADES POR EL BLOG ,jeje


  3. Espero que la persona que ha escrito este artículo aprenda que city en español es ciudad.


    • Seguro que ya lo sabe y lo hace a propósito. Igual es su blog y escribe como se le da la gana, si no te gusta, no lo leas y ya.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: