Posts Tagged ‘fiestas’

h1

Los políticos madrileños también bailan por Navidad

diciembre 23, 2009

La nueva casa de los socialistas también tiene sus propias fiestas

La Navidad es una de esas épocas en las que se relajan las rigideces propias de un cargo político. Buena cuenta de ello lo dieron varios políticos de renombre madrileño este martes. Después de votar los Presupuestos regionales, un grupo de gitanos llegó a la Asamblea de Madrid y empezó a cantar y a bailar villancicos al estilo flamenco que sólo ellos saben. Y esto atrapó, entre polvorones y anisetes, a algunos diputados. La portavoz del grupo socialista, Maru Menéndez, arrancó con algunos pasos navideños, y poco le faltó a la presidenta de la Cámara regional, Elvira Rodríguez, para hacer lo propio, pero la vergüenza le pudo más.

Por la tarde, Esperanza Aguirre tuvo su turno en la Real Casa de Correos con Pitingo, sí, otro gitano, pero reconvertido a todo tipo de músicas para ampliar su público.
De noche también hubo guateque. Cada año, la Comunidad de Madrid ofrece un cóctel navideño a los periodistas que han seguido sus decisiones, antojos o discusiones. Y este año (¿y cuál no?) ha sido especialmente prolífero en informaciones sobre la Comunidad de Madrid: crisis, Gürtel, espías, el mosqueo con la mano derecha de Gallardón y otras decenas de polémicas que puede aburrir comentar.

Una de las tradiciones de este encuentro es el regalo a la presidenta regional, un obsequio siempre con doble intención, como los calcetines del año pasado, en recuerdo de otros con los que dijo que pisó sangre en los atentados de Bombay. El año antepasado, 2007, los periodistas deleitaron a ‘la rubia’ con un helicóptero teledirigido, con el que jugó largos minutos. Todo venía porque días antes había salido ilesa, pero más fresca que una lechuga, de un accidente en helicóptero, en el que también viajaba Rajoy, que, por el contrario, salió del siniestrado vuelo con varios dedos rotos y una cara de susto para no olvidar…. Esta vez le regalaron a la mandamás matritense unos horteras y altísimos tacones rojos de ‘drack queen¡, que ni corta ni perezosa se puso toda la noche. El presente respondía a su inédita afirmación de que sólo da declaraciones con calzado plano. En fin, una ocurrencia más de esas a los que nos tiene acostumbrados.

Pero la presidenta se marchó pronto del sarao, que continuó bajo la batuta del consejero de Sanidad, Juan José Güemes; y del de Justicia e Interior, Francisco Granados, que fue el que más tiempo aguantó. Por eso estaba en su casa, en la sede de Pontejos. De hecho, sus guapas y eficientes chicas de prensa le dedicaron a coro ‘En tu fiesta me colé’, de Mecano. Y es que su jefe se lo curró, con la instalación de un karaoke, en el que muchos periodistas y cero políticos corearon y bailaron este tipo de canciones que se llaman ‘de toda la vida’. Vamos, las que todos nos sabemos de pe a pa tras años en verbenas y charangas de pueblo.

Entre el cóctel, la bebida y unas oportunas gominolas, la fiesta fue tomando cuerpo, a pesar de que contó con menos asistentes que años anteriores. La fecha, un martes, y la lluvia tuvieron alguna culpa del descenso de público. La otra es que este año (como el pasado con la crisis) la Comunidad no obsequió a sus invitados con regalos. El Ayuntamiento, con la misma excusa, canceló su tradicional reducido ágape navideño. Lo que no podrá negarse a los organizadores del acto del martes, de compadreo entre el primer y el cuarto poder, es que saben lo que gusta a los plumillas tipo. Y es que tras la fiesta, que cerró a una hora prudente para no contravenir, digo yo, las normas municipales sobre el dichoso ruido, los más valientes continuaron la jarana en un pub de La Latina. No os preocupéis, Cristina Tárrega, después de caramelear con algún político sanitario, se fue antes.

h1

Nochebuena alternativa: cásate o algo

diciembre 21, 2009

Nochebuena hace años que dejó de ser la fiesta de la familia en la nadie salía de su casa y había que aguantar a mucho tonto compartiendo un mantel. Hoy se sigue cenando y sigue habiendo familia, por supuesto, pero los más jóvenes y los que pasan de moñeces no dudan en meter a sus padres en la cama y salir a tomar algo. Hoy una compañera de trabajo me recomendó pasar una noche rockera y original.

Pero tenía problemas. Las referencias que me dio estaban muy desactualizadas. No importa, Raquel, ya he encontrado tu sitio: el especial Nochebuena de Viva las Vegas, en la sala Yas’ta, en el número 10 de la calle Valverde. Una música variada que abarca desde el swing, el jazz y el cabaret de los 30, pasando por sonidos del rock clásico de los 50 con rockabilly. Sonido garage, soul y rythm’n blues de los 60-70, punk clásicos de los 80 y funk que pretenden recrear los clubs y cabarets de Estados unidos. Además, todas las parejas o tríos que quieran se podrán casar por el rito de Elvis. Así lo contaba mi primo Roberto hace unos meses para el móvil del Bobby. Merece la pena verlo.

A la misma hora y al mismo precio, es decir, a partir de las 00.30 horas y por 10 euros la entrada con una copa, abre Marula, un clásico de la calle Bailén, sobre todo para mover el esqueleto los domingos. También podéis acercaos a la sala Charada, en la calle la Bola, 13. Un poquito de deep-house y electro-funky para desestresarse de tanta reunión familiar sienta muy bien.

Nochebuena sigue siendo un día de tradiciones y, si queremos echar la vista al pasado, cambiando bruscamente de ambiente nos vamos a la Nochebuena Radical, en la que sólo pincharán la “vieja” música zapatillero de 2000 a 2005. En la sala Macumba, en la estación de Chamartín. El llamado ‘oro viejo’ también sonará en la sala Specka, en la avenida General Perón, lo que llaman sonido de Valencia de la vieja escuela.
La vanguardia estará en Nochebuena en la sala Maxime, en la Ronda de Toledo, con techno house de Abel Ramos y David Berna. Eso sí, no vayáis con un mínimo de alcohol en la sangre porque no os dejarán pasar. Por último, en la sala Cassete Club, en la calle Tetuán, ofrecerán por 12 euros la entrada y hasta las seis de la mañana minimal y electrónica de lo más moderno.

Otra alternativa son las fiestas privadas. En unos días en los que los ayuntamientos se preocupan por sus viejecitos y les invitan a pasar gratis esta noche en algún asilo (como si el resto del año no existieran), los ‘singles’ de Madrid se reúnen y celebran estas fiestas tan poco dadas a la soledad en las decenas de web que han surgido al efecto. Algunos, directamente quieren sexo y no es difícil encontrarse con anuncios clasificados que celebran orgías de Nochebuena. La última será en un chalet de las afueras de Madrid a 160 euros el chico y gratis las chicas. Una discriminación positiva que, eso sí, exige buen cuerpo y un máximo de diez personas. Y yo que pensaba que era de esos días del año que no había sexo ni en las televisiones locales más petardas…

h1

Nochevieja en Supermartxé

diciembre 11, 2009

Con la colaboración especial para Madrid No Duerme de Vanessa Bazán

Conocidos ya los cotillones de la A a la Z, es hora de hablar de alguna macrofiesta de Nochevieja. Grandes discotecas acogen grandes celebraciones. Éste es el caso de Supermartxé, el 31 de diciembre de 2009, en Fabrik. La sesión, una de las más reputadas de Ibiza en verano, desembarca en la capital de octubre a mayo. Para hacernos una idea del espectáculo nos retrotraemos a la Reentré de la fiesta a finales de octubre:

Llegar a Fabrik no es fácil. En cada fiesta Supermartxé contratan un servicio de autobuses para trasladar a todos sus incondicionales a un módico precio de dos euros. Eso sí, se prohíbe que transporten bebidas, salvo agua. Así les obligan a que las consuman dentro, a un precio ya no tan apetecible de 9-10 euros la copa. Por eso, como en todas las fiestas Fabrik, cientos de jóvenes utilizan el aparcamiento en improvisado botellódromo. Litros de alcohol y otras sustancias corren por las venas de los fiesteros antes de entrar a la discoteca más grande de Madrid.

Sus espectáculos están llenos de acrobacias con motos y bicicletas en el aire, mientras vari@s gogós animan las fiestas, con megatrón y una música envolvente y muy happy. Los baños dejan paso al buenrrollismo de la pista, ya que una vez más, están repletos y concentrán a todos los que van a cargar y a descargar. En los reservados, parejas en plena fogosidad dan la nota en los sillones que rodean la pista central, juegos de niños comparados a la sesión Pornostar de finales de noviembre. Las escenas sexuales reales estuvieron presentes y se repetieron en todas sus variantes. El público, también heterogéno, entre pokeros, juanis, bakaletas, modernos, gays y universitarios, que pagan, encantados, los 35 euros de forma anticipada o los 40 o algo más en la puerta.

En Nochevieja, Supermartxé abre sus puertas prometiendo pantallas de leds, láser show con 7 multicolores, motores, ascensores hidráulicos, cañones de confeti (que dejan el suelo hecho una pena), globos, performances, speaker en directo, vocalista de excepción y conexión en directo con otras fiestas Supermartxé en el mundo: Ibiza, El Cairo, Londres, Bruselas, Miami y París, entre otras. El precio a día de hoy se sitúa ya por 36 euros (sólo una consumición), aunque aún quedan casi mil entradas por cubrir. Y unos consejitos para que a nadie se le atraganten los churros de Año Nuevo: los autobuses atestados de gente impiden que el regreso sea rápido y cómodo. Lo mejor, si coges el coche, es que alguien no beba y conduzca, porque los controles policiales están garantizados en las salidas. Y si eres tía, llévate unas zapatillas en el bolso, porque los tacones entre tanto confetti, baile y megatrón se quedan pegados al suelo.

h1

Nochevieja Madrid’09: cotillones de la A a la Z

noviembre 9, 2009

Si te gusta, colabora votando por Madrid no Duerme en el concurso ‘Un año, un post’

Si los cotillones te saben a poco, también puedes ir a la marcofiesta de Nochevieja ‘Supermartxé’ en Fabrik. Los detalles sobre el precio, el ambiente y la sala pulsando aquí

Noviembre es el mes elegido por discotecas y garitos para preparar sus fiestas de Nochevieja. Cientos de jóvenes inundan las web para interesarse por este tipo de eventos, mientras algunos dejan su currículum para ganarse un sueldillo por trabajar en estas primeras horas del año. Las cadenas de televisión graban ya las soporíficas galas de Nochevieja, un producto audiovisual que resiste caídas de muros de Berlin, eras tecnológicas, crisis y hasta ataques epilépticos de Belén Estebán, que este año dará las campanadas en Telecinco con Jorge Javier Vázquez. Buaj.

puerta_del_solEn Madrid son tantas las formas de pasar ese último día del año como grupos de amiguetes se junten. La mayoría lo celebra con la familia, siguiendo las grandes tradiciones matriacarles latinas, pero cada vez son más lo que deciden romper con este compromiso sanguíneo y disfrutar lo mejor posible con amigos o incluso desconocidos. Tiempo habrá para conocer las dos o tres macrofiestas que autorizará la Comunidad y para que Madrid no Duerme desvele otras formas alternativas de pasar estas fiestas. Pero hoy toca hablar del típico cotillón.

Típico cotillón de Nochevieja. A ver que tolai aguanta más.Mi nulo afán monologista me impide graciosear con una de estas celebraciones. Eso se lo dejo a La Sexta. Todo el mundo ha estado en algún cotillón y tiene mucho que aportar. En Madrid, por lo general, son fiestas caras, petardas y carentes de imaginación. Los mismos garitos que te cobrán de siete a nueve euros por copa, cuando no les da por sangrarte la entrada a una módica cantidad mínima de 10 euros, multiplican sus precios por diez en Nochevieja. Estos garitos no te aportan nada nuevo (incluso los djs y lo que pichan son lo mismo que una noche cualquiera). Cambian la decoración, las camareras se visten menos y con ropa más ceñida y los asistentes sacan el traje del tinte (ellos) o se tiran horas y días para el comprar el vestido más divino (ellas). Te dan una bolsa de cotillón a 50 céntimos en los chinos y barra libre. A ver quien consigue emborracharse antes. Pero si el ambiente no acompaña, la única adrelalina que puedes experimentar será la del Samur.

Bien, la conclusión es que el agobio de la gente sudada, la incomodidad de camisas y tacones y la imposiblidad de acceder a la barra sin dedicarle menos de media hora por copa impide al gentío en general llegar a casa con un buen sabor de boca. El hecho de que las expectativas eran muy superiores a las creadas y la verguenza del ridículo del pastón gastado para nada te impiden ser sincero contigo mismo y con los demás. Y hasta dices, al día siguiente, que lo pasaste genial. Para colmo, ni se liga más ni se liga menos que un día cualquiera. Te vuelves a casita con una mano delante y con alguna que otra calabaza recibida a lo más typical Spain:

Después de esta visión, particular pero extendida, sí lees las siguientes líneas es que te gusta el masoquismo. Bien, pues aquí están de la A a la Z los locales más famosos de la región con fiesta 0ficial de Nochevieja y sus precios:

ALEGORÍA (50 €), AVENIDA 55 (55), BARNON / OKAMA (50), BLUEFIELDS (46), BIRRA (60), BISU (65), BUDA DEL MAR (35€ la copa), CARAVAN (50 €), CATS (60), CHANGO (55€), CHEYENNE (65), CHICAGO/ PENELOPE (65), CIRCULO DE BELLAS ARTES (65), COOL / STARDUST (25 € 2 copas), DALAI (50), EL DOBLÓN (65 €), EGO/BACKSTAGE (60), EMPIRE (60), EL CONFIDENCIAL (50), EL GRADUADO (45), EL PLANTIO (60), FORTUNY (65), GABANA (75), HEINEKEN (26 € 2 copas), JOY ESLAVA (75), KAPITAL (80), KEEPER (55).

Y también: LA NOTTE (45), LARIOS CAFÉ (65), LA NUIT (30), LA SAL (45), LA SIESTA (20€ 2 Copas), LIBERATA (20€ la copa), LIVING (60), LOLITA (45), LUDWIG (65), MACUMBA (30 la copa), MARMARA (25€ 2 copas), MOBY DICK (45), NELLS/DIDO (60), NEW GARAMOND (60), ORANGE CAFÉ (55), PACHA (40€ 2 copas), POSADA DE LAS ANIMAS (50), REINA BRUJA (60), RICORDA (50), SHABAY (60€), SERRANO 41 (55), SHOKO (70), LIVING ROOM (55), STUDIO 42 (55), TEQUILA (50), THE IRISH ROVER (50), THE MOON (55), TIFFANYS (55), VANILA (60), VANITAS (25€ 2 copas) y WIND (50€) .

No están todas las que son, ya que cada año se reparten por toda la región alrededor de 400 fiestas de Nochevieja, aunque éstas son las más significativas por su caché y volumen de aforo. No obstante, si finalmente acudes a alguna de ellas es recomendable que compres la entrada lo antes posible, ya que los precios suelen subir en puerta. Evita así un disgusto más que expiar o depurar el día 1.