Posts Tagged ‘Mae West’

h1

Granada tampoco duerme

diciembre 29, 2009

Hace días el equipo de Madrid no duerme viajó a Granada, una de las ciudades más preciosas del país. De hecho, como todo el mundo sabe, concentra la Alhambra y el Generalife, el conjunto monumental más admirado y visitado de España. Además, Granada es una de las pocas urbes hispanas que conjugan esa veta cultural con la frescura universitaria. Lo mismo ocurre en el norte con Salamanca y Santiago de Compostela. Miles de jóvenes se trasladan a estudiar todos los años a estas grandes ciudades llenas de piedras y conocimiento, una mezcla explosiva del pasado y del futuro y cuyo presente se llama fiesta y movimiento.

La ridícula apertura de universidades como setas en todas las provincias del se están cargando este verdadero espíritu aventurero de la considerada mejor época de la vida. Lo hablaba esta mañana con una compañera de trabajo. La nostalgia y añoranza, y más en esta época del año, nos sucumbió. Por eso es importante conocer estas tres ciudades, que encarnan la alegría de esa primera juventud e independencia conseguida. Unos días en Granada son una buena terapia, estés en la fase de la juventud que estés. Porque hay discotecas y ambientes para casi todos los gustos. Y bares, muchos bares, cientos de pequeños bares, que ofrecen gratis muy variadas y suculentas tapas, como las de los bajos de la Plaza de Toros. Pero somos gatos nocturnos y esperamos con una siesta el atardecer de la Alhambra, considerada por Bill Clinton, como una de las más bellas del mundo.

Granada 10, un palacio mal planteado

Una de las discos más recomendadas se llama Granada 10, implantada en un antiguo teatro, reconvertido otras veces en cine. Para los que no lo conozcan, sería la Joy Eslava granaína. Pero cuando quieres meter con calzador una sala de fiestas en un palacio, es difícil que no se note la distorsión. Y es que el sonido no reververa ni suena igual en la cueva de DJ Nilo que en la 10. Tampoco ayuda nada a la fiesta los cómodos sillones esparcidos por varios puntos del local. Invitan al cotilleo puro y duro y envidian el descanso. Pero en teoría nos has pagado diez euros para eso ni para escuchar, de vez en cuando, música paganga de lo más hortera pegada de mala manera con los temazos disco más pegadizos.

De frente, la mujer misteriosa. Atras, de espaldas, el más longevo del lugarOtra cuestión es el público. Heterogéneo, poco conectado, forzado, raro. Y es que cuando se llena de guiris, muchos otros van al olor. ‘Profesionales del amor’ de varias razas se lanzan a la presa teóricamente más facil y pudiente. Vamos, lo que ocurre en Madrid en el Palacio de Gaviria o el Bourbon Café, en la carrera de San Jerónimo. Aunque en Granada 10 también circulaban dos personas difíciles de olvidar y ambos están en la foto: la chica años 20 vestida años 20 y sentida de esa forma tan sensual que muy pocas consiguen. El otro irreductible del local es Manuel, un señor que con 70 años no sale del lado de la barra, en la que aprovecha para piropear a las camareras. Según comentó, lleva acudiendo al lugar (en todas sus variantes) desde hace medio siglo. Un ejemplo de perseverancia a seguir, por mucho que los bailes agarrados hayan dejado el paso al individualismo pastillero o al magreo reguetonero.

Pero la reina de Granada, aparte de Isabel la Católica, es la Mae West. Un antiguo cine derribado para edificar en un centro comercial una discoteca de varias plantas y tres espacios con los respectivos ambientes. El aforo supera claramente las mil personas y la media de edad se sitúa en los 24 años. La conjunción del estilo de música (dance y pop elegante) y el juego de luces anima a la juerga. Pista central para el sano ligue, pista superior de recreación de la amistad y el compadreo y pistas laterales de escasas luces proclives a las miradas cómplices definen el local. Las hormonas, la última ropa de marca y la gomina corren a raudales también por la Mae. Abierta todo el fin de semana, es el domingo por la tarde cuando más éxito tiene. No cobran entrada hasta la noche y las copas no son excesivamente caras, lo que traducido al madrileta, baratas….. Granada tampoco duerme. Próxima estación: Salamanca…..

Anuncios